Parques, separadores, aceras y patios en Bogotá están sembrados de cerezas, que se caen al piso en marzo de cada año.  No son muy carnosas pero sospechamos que deben ser, además de deliciosas, igual saludables y llenas de antioxidantes como esas que se cosechan en los veranos de las zonas templadas y se consiguen, importadas, enceradas y fumigadas, a precio muy alto, en calles y supermercados de la ciudad.

Con seguridad encontrarás deliciosa al menos una de estas mezclas

  • 2 puñados grandes de cerezas + 2 manzanas
  • 2 puñados grandes de cerezas + 2 manzanas + 1/2 remolacha
  • 2 puñados grandes de cerezas + 2 naranjas + 1/2 limón
  • 2 puñados grandes de cerezas + 1/2 piña
  • 2 puñados grandes de cerezas + 1/2 pepino largo + 2 tallos de apio