Ingredientes

  • 1 libra de maíz amarillo blanco
  • 5 litros de agua
  • ½ libra de ceniza
  • ½ taza de chicharrones
  • 1 cucharada de mantequilla
  • Sal marina al gusto

Preparación

  1. Se pone a cocinar el maíz amarillo blando en agua con ceniza, hasta que el hollejo empiece a desprenderse. Luego se lava en un canasto de cedazo, y se deja reposar en agua fría de un día para otro.
  2. Al día siguiente se muele el maíz junto con los chicharrones, después de haber agregado sal y mantequilla. Se amasa todo hasta tener una consistencia suave para formar las arepas, que deben tener un espesor de 0,5 cm. De ser necesario, se añade agua tibia para humedecer y dar elasticidad a la masa.
  3. Las arepas se colocan sobre un tiesto y se doran por lado y lado, hasta quedar tostaditas.

No te vares: el secreto para evitar que se ablanden, mientras llega el momento de comer, es colocarlas paradas contra los bordes del recipiente en el que sirven.

 

Esta receta de Santander es tomada de la Biblioteca básica de cocinas tradicionales de Colombia, del Ministerio de Cultura, del año 2012. El tomo 10, Paseo de Olla, recetas de las cocinas regionales de Colombia, cita 1,200 recetas tradicionales. Sus autores, Enrique Sánchez y Carlos E. Sánchez mencionan como fuentes de esta receta a Estrella de los Ríos, María Josefina Yances y Simón Karl Bühler (2008).