Melissa Clark, columnista del The New York Times y autora de decenas de libros de cocina, comparte algunas ideas para tener en la alacena y sobrellevar estos días de cuarentena y de aislamiento social.

Se trata de no saturar nuestras alacenas con todo lo que hay en el supermercado y tampoco llevarnos todo lo que hay en las tiendas. Estamos viviendo una situación difícil con un virus que se transmite de persona a persona, y no un problema de producción de alimentos o de su abastecimiento.

Pasta: Mejor las opciones sin gluten.

Arroz: Blanco o mejor su opción integral.

Caldos y sopas: La mejor opción es una sopa de verduras, no hay necesidad de agregar papa para espesar la sopa y mucho menos agregar leche de vaca.

Frijoles: Los frijoles cocinados en casa saben mejor que los enlatados, pero recuerda ponerlos al menos 3 días antes cocinarlos en la olla express, y te sentarán mucho mejor. Se pueden guardar en la nevera y disfrutarlos por varios días, incluso se pueden hacer sopas.

Carnes: En lo posible no tener carnes frías o (procesadas). Mejor las opciones más naturales. Un filete de pescado, algunos cortes de carne de vaca, ternera o cordero. Pollo en especial de libre pastoreo. Los puedes congelar y sacar el día anterior para disfrutarlos.

Huevos: Quedan muy bien con muchísimas preparaciones y, desde luego, son buenos por sí solos al desayuno. Además de que se mantienen frescos por mucho tiempo en la nevera.

Frutas y verduras congeladas: Usa la fruta en licuados y las verduras en sopas, para saltear al estilo asiático y en guisados. Una buena idea es tener espinacas, alcachofas, col rizada, acelga, zanahoria, pimentón, jengibre, ajo, berenjena y calabacines. En cuanto a la fruta, opta por las que consigas (algunos arándanos, los frutos del bosque mixtos, el durazno, el mango, la papaya, melón, banano y las cerezas).

Pescado enlatado: Anchoas y en especial sardinas.

Tahini y mantequilla ghee: Para preparar hummus, para salsas, para aderezo de ensalada y para picar. Así le das un poco de variedad a tus comidas, prueba usar mantequilla ghee cuando fríes algo, también para untar al pan o a la arepa. El tahini es perfecto para acompañar muchas comidas, una excelente opción para agregar a la despensa.

Quesos: Si no tienes problemas con los quesos o los lácteos. Mejor mantén un consumo moderado. Muchos quesos madurados puedes disfrutarlos por meses en la nevera. También puedes comprar un poco de queso sellado en cera, lo que aumenta el tiempo que pueden almacenarse.

Aceite de oliva, vinagre y limones: Imposible no tenerlos a la mano.

Nueces y frutas secas: Para el antojo, o incluso para preparar tus mismas leches vegetales con (almendra, nuez de brasil)

Harina, azúcar, levadura: Mejor tenerlos en el rincón de la alacena. Deberían ser los ingredientes de más difícil acceso.

Mantequilla: Preferible la mantequilla clarificada (la ghee) que mencionamos anteriormente.

Ajo y cebollas: Ninguna alacena está completa sin esto.

Tubérculos: Papas, papa dulce (o batatas), remolacha, zanahorias, chirivías, nabos, rábanos.  Considera el jengibre para hacer infusión al igual que la cúrcuma.

Apio: Usa las hojas como hierba y los tallos en ensaladas. O úntalos con mantequilla ghee cacahuate o tahini para picar.

Especias: Siempre indispensables para dar un mejor toque a las comidas. Orégano, paprika, sal marina, pimienta negra, estragón, canela, cúrcuma y otros. Las especias frescas tienen mucho más sabor que las secas.