Nos preguntan mucho sobre cómo llevar una alimentación sana. Aunque varía dependiendo de cada persona, vale la pena comenzar siguiendo estas recomendaciones, en el camino cada uno encontrará qué más le apasiona o le gusta; ya sea por su facilidad en la preparación o por su sabor.

Usa la siguiente guía la próxima vez que vayas a hacer mercado.

Para empezar, dile adiós a todo lo blanco en tu despensa

El azúcar, la harina, la sal refinada, etc.

Revisa la cantidad de cafeína y alcohol que consumes.  Esto no significa que no puedas desviarte de vez en cuando… tu decides lo que te funciona.

Prueba a sustituir un alimento a la vez

No tienes que tirar todo y empezar de cero en un día. El cambio a 100% de alimentos limpios puede ser difícil y en algunos casos, costoso. Así que dale tiempo, hazlo a tu manera y ritmo.

Cambia la pasta blanca por una de quinoa o arroz y tira los ponqués y chocolates industriales a la basura y cómete un banano o unos dátiles en su lugar.  A medida que vayas agregando buenos alimentos, tus papilas gustativas van a ir cambiando y naturalmente van a querer alimentos naturales y limpios.  (Con el tiempo los alimentos procesados parecerán menos atractivos).

Menos es más

Cuantos menos ingredientes tenga un producto, mejor y más natural es. Si la lista de ingredientes es mayor de cinco o contiene algo que no conoces o no puedes pronunciar… no lo compres!

Cocina con unos pocos ingredientes

Trata de mezclar y combinar ingredientes de la lista que hemos elaborado para tí.  Por ejemplo, hierve quinoa y mézclala con espárragos asados, calabaza asada, un huevo en rodajas y medio aguacate rebanado.  Rocía con 1 cucharada de aceite de ajonjolí y con un chorrito de tamari (o salsa de soya sin gluten y baja en sodio) y espolvorea con semillas de girasol y una pizca de ají.  Fresco, limpio, rápido y delicioso!

Más allá de los ingredientes

Piensa en cambiar tus sartenes de teflón por otros menos tóxicos. No consumas agua embotellada en plástico. Cómprate una botella de metal o de vidrio para llevar el agua. Cambia tus recipientes plásticos por otros de vidrio o de metal. Cambia tus tablas plásticas de cortar por unas de madera.

¿Qué alimentos tener?

Granos y proteína vegetal
  • Arroz integral, Quinoa, Mijo, Tofu
  • Fríjoles negros, Alubias blancas, Fríjoles pintos, Garbanzos
  • Lentejas (comunes, con cáscara o de las rojas o amarillas, peladas),
  • Almendras crudas, Marañones crudos, Semillas de girasol, Nueces
  • Mantequilla de almendras, Huevos orgánicos
Verduras / hierbas
  • Repollo, Lechugas, Cebollas (de diferentes variedades)
  • Ajo, Cilantro, Perejil, Tomates
  • Otros vegetales (brócoli, coles de Bruselas, batata, hinojo, lo que te guste y encuentres fresco)
Condimentos y saborizantes

Aceite de oliva extra virgen, Aceite de coco, Aceite de ajonjolí

Pimienta negra, Sal marina no yodada, Cúrcuma (en polvo y fresca), Ají seco

Canela, Pimiento rojo o paprika, Miel de arce (Maple syrup), Salsa de soya sin gluten

Stevia (en hojas secas o en gotas)

Mostaza Dijon, Miso

Vinagre de sidra de manzana, Vinagre de vino tinto

Frutas

Limones, Aguacate

Manzanas orgánicas, Plátanos

Otras frutas (fresas, melón, mango, uvas)

Snacks / otros

Tahinni, Ghee

Tortillas de maíz (frescas o congeladas), Arepas de maíz

Arepas de arroz integral y quinoa, Casabe

Chocolate negro (mínimo 70% cacao)

Maíz pira casero (hecho con aceite de coco o de oliva)

Bebidas

Agua de coco

Kombucha

Infusiones de hierbas

Leche de almendras casera

Para añadir a los batidos

Bayas (Goji, arándanos, uchuvas, frambuesa)

Semillas de chía, Semillas de cáñamo, Cacao en polvo, Harina de maca