Puede ser difícil evitar exponerse al virus, especialmente si a menudo estamos rodeados de otras personas. Pero, de acuerdo con el Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), hay varios mecanismos que podemos seguir para protegernos:

  • Evitar el contacto con personas que tosen o estornudan. Al menos 2 metros. Incluso, alejarnos de las personas que tienen gripa o resfriado. 
  • Lavarse las manos con frecuencia. Con agua tibia y jabón desinfectante durante al menos 20 segundos cada vez (el jabón 20 segundos…con la llave cerrada). Usar desinfectante para manos a base de alcohol
  • Evitar tocarse la cara. Es una de las formas más fáciles en las que se transmite el virus, de las manos a la boca, nariz u ojos sin darnos cuenta. 
  • Quedarse en casa. Adoptemos por unos días el llamado “aislamiento social”. Especialmente si hay síntomas de resfriado o gripa. 
  • Evitar los viajes
  • Beber abundante agua (un par de sorbos cada 15 minutos haría que el virus en las mucosas caiga al estómago y sea inactivado)
  • Cubrirse la boca con la parte interior del codo cada vez que necesitemos estornudar o toser
  • Practicar técnicas de aislamiento social (no saludar de beso ni de mano)
  • Desechar de inmediato todos los pañuelos que hayas usado
  • Limpiar cualquier objeto que toquemos mucho (por ejemplo, el celular, computador, utensilios de cocina, vajilla y picaportes)

En este momento, expertos sugieren que no es necesario usar tapabocas para protegerse del virus; ya que el simple uso de ellos hace que nos llevemos con mayor frecuencia las manos a la cara (para ajustar, mover o acomodar el tapabocas). Sin embargo, las personas con gripa si deberían usar este recurso cuando están cerca de otras personas.

Además, ya hay más claridad de este problema y debemos ser conscientes, que:

  1. Como toda epidemia de virus respiratorio, le da la vuelta al mundo
  2. Si puede matar, como todos los virus respiratorios, a los más débiles 
  3. Hay diagnóstico y se tratan los casos sin que haya tratamiento específico oficialmente aceptado 
  4. Se puede detener la transmisión

Una buena práctica es tomar vitamina C, a tolerancia, es decir, siempre y cuando no se produzca diarrea por la dosis. Pueden ser suficientes 3 a 4 gramos unas 3 veces al día, para mejorar las defensas.

No entrar en pánico

La amplia cobertura de noticias sobre el nuevo brote de coronavirus puede hacer que la situación parezca mucho peor de lo que realmente es. 

Es cierto que la infección es grave, pero recordemos que el virus de la influenza sigue causando muchas más enfermedades y muertes en todo el mundo: 14,000 de 240,000 hospitalizados solamente en esta última estación, contra 3,950 por coronavirus. 

Los expertos también enfatizan que este brote es significativamente menos peligroso que las epidemias anteriores de coronavirus como el SARS y el MERS.

 

Fuentes y referencias:

How to Protect Yourself. Coronavirus Disease 2019 (COVID-19) https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/prepare/prevention.html

Prevención y control de la infección en el manejo de pacientes con COVID-19 Versión de 20 de febrero de 2020, Gobierno de España. https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/nCov-China/documentos/Documento_Control_Infeccion.pdf

International health threats and global early warning and response mechanisms. PMID: 30152454 DOI: 10.20506/rst.36.2.2683 https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/30152454