Aunque muchos de nosotros no lo sabemos, los fitonutrientes (junto con los macronutrientes) nos mantienen en buena salud y son una parte vital de una dieta balanceada (1).

  • Los macronutrientes son los que conocemos como las Proteínas, Carbohidratos y Grasas.
  • Los fitonutrientes se encuentran en los colores de las verduras y frutas.  Son ellos los que hacen que un tomate sea rojo, un mango amarillo, etc.  Por eso se dice que hay que comer un arco iris de verduras todos los días: de esta forma nos aseguramos de comer un espectro amplio de fitonutrientes necesarios para la salud.

Los compuestos naturales llamados fitonutrientes o fitoquímicos, son poderosos defensores de la salud.  Los estudios demuestran que las personas que comen más alimentos vegetales han reducido el riesgo de enfermedades crónicas como la diabetes, enfermedades del corazón y cáncer.  Los fitonutrientes en nuestro cuerpo estimulan las enzimas que ayudan a deshacerse de toxinas, estimulan el sistema inmunológico, mejoran la salud cardiovascular, promueven el metabolismo de los estrógenos saludable y estimulan la muerte de las células cancerosas.

Los granos enteros (2), los fríjoles, las nueces (3), el té y el vino también son fuentes de fitonutrientes.

Frutas y verduras son fuentes ricas en fitonutrientes, junto con granos enteros, legumbres, hierbas, especias, frutos secos, semillas y tés.  Los fitonutrientes en los alimentos vienen en todos los diferentes colores: verde, amarillo-naranja, rojo, azul, púrpura y blanco.  Para promover una buena salud, es importante comer frutas y verduras de color variado cada día.

Mientras que las plantas de color oscuro son generalmente más altas en fitonutrientes, las frutas y verduras de la familia blanca también tienen contribuciones potentes.

Añadir alimentos con fitonutrientes a nuestra dieta es un paso fundamental dentro de la Medicina Funcional, ya que las plantas son una buena medicina para la prevención de las enfermedades crónicas y su tratamiento.

Aunque la lista de los beneficios de cada color es larga, los que aquí citamos sólo son unos pocos ejemplos:

El color rojo: aporta antioxidantes

El azul y el morado: destruyen los radicales libres, bajan los niveles de estrógeno

El verde: construyen células saludables y ayudan a eliminar cancerígenos

El blanco: combaten las células del cáncer

El amarillo/naranja: ayudan en la detoxificación y en el funcionamiento del sistema inmune

Ahora ya sabes cómo aumentar la cantidad de alimentos ricos en fitonutrientes en tu dieta. Aunque también encuentras estos compuestos en suplementos, consumirlos a través de alimentos naturales, específicamente frutas y verduras es una de las mejores ideas para cambiar tus hábitos.

En la dieta mito encuentras una guía completa de alimentos con fitonutrientes.