Todos seguramente hemos tenido que aprender a limpiar y desinfectar muchas cosas en estos tiempos de contagio.  Confinados en casa podríamos encontrar que se nos acaban los artículos de limpieza. Una opción es salir a comprar. Otra, anotarlo en la lista del domicilio y que nos lo traigan a casa.

Pero la mejor opción podría ser pedir unos pocos ingredientes y preparar estos productos de manera natural.  De esa forma, nos protegeremos de toxinas innecesarias, ahorrando dinero y ocupando nuestro tiempo.

Productos de limpieza caseros: menos toxinas en tu hogar

Los productos de limpieza convencionales contienen tóxicos. Podrán ser efectivos, pero cuestan a nuestra salud a mediano plazo. Y la verdad es que no necesitan ser tóxicos para ser efectivos. Aprender a fabricar tus productos de limpieza es fácil y también rentable.

Probablemente ya tengas algunos de estos ingredientes en casa: hablamos de bicarbonato de sodio, vinagre blanco y aceites esenciales de bajo grado (que incluso son opcionales).

¿Qué ingredientes necesitas?

Nuestras recetas contienen los mismos ingredientes: una breve descripción de ellos te ayudará a entender por qué estos productos de limpieza caseros no son tóxicos.

Jabón de Castilla

Este es el jabón original a base de vegetales, completamente natural y libre de ingredientes sintéticos: se fabrica con aceite vegetal (mitad aceite de oliva, mitad aceite de coco o de ricino) (330 gr), soda cáustica (44 gr) y agua (106 ml). Diluido o en combinación limpia casi cualquier superficie. Una simple alternativa es comprar jabón vegetal en barras: los jabones de coco o azules son muy comunes.

Bicarbonato de sodio

Es un ingrediente de limpieza natural común por sus propiedades antibacterianas y su poder de fregado semi-abrasivo (como el de la arena). También es desodorante y quitamanchas. Al igual que el jabón de castilla, el bicarbonato de sodio se puede usar para fregar cualquier aparato o accesorio de plomería (como fregaderos, baños, inodoros, hornos y refrigeradores)

Vinagre blanco

Este poderoso antibacteriano combate la grasa, las manchas, los olores y los hongos. Su olor es intenso, pero se disipa rápidamente y mejora agregándole al vinagre cáscaras de una fruta cítrica o con aceites esenciales.

Jugo de limón

El jugo de limón contiene ácido cítrico, un potente quitamanchas. El limón es antimicrobiano: se usa el jugo de limón fresco o el aceite esencial de limón.

Sal

Gran ingrediente de limpieza, pues como el bicarbonato de sodio, es abrasiva. También es antibacteriana y por eso sirve para conservar los alimentos. Para nosotros, es el único uso que debe dársele a la sal común (la refinada).

Agua destilada

Funciona mejor que el agua del grifo pues tiene menos sales disueltas, que pueden dejar otras manchas en la superficie al evaporar. Al hacer un producto de limpieza para una superficie, puede ser mejor usar agua destilada. En cambio, al diluir algo para usar en la ropa (por ejemplo), está bien usar agua corriente del grifo. Destílala en casa, hirviendo agua del grifo y colectando el vapor inclinando la tapa hacia fuera de la olla

Alcohol

Para antimicrobianos, usa alcohol puro o industrial.

Aceites esenciales

Son concentrados potentes de materia vegetal y tienen propiedades medicinales, antibacterianas, antivirales y antifúngicas. Algunos de los principales aceites esenciales antivirales incluyen árbol de té, menta, limón, eucalipto, canela, lavanda, clavo, orégano y eucalipto.

Recetas:

Gel desinfectante para manos

Apto para los niños y suave para la piel.  Es ideal cuando se necesita usar desinfectante para manos de manera regular, pues los aerosoles más duros pueden secar las manos.

Ingredientes:

  • ⅓ taza de gel de aloe vera (sábila)
  • 25 gotas de aceite esencial antibacteriano

Instrucciones:

  1. Mezcla todos los ingredientes en un tazón
  2. Vierte en una botella de vidrio

Desinfectante de manos en aerosol

Esta versión es más potente del gel anterior porque contiene alcohol. Usalo con cuidado en los niños, pero es ideal para usar después de estar en baños públicos, gimnasios u hospitales. Si quieres un aerosol más suave para niños, considera cambiar el alcohol por hamamelis.

Ingredientes:

  • Dos cucharadas de alcohol puro
  • Dos cucharadas de agua destilada
  • 1/2 cucharadita de glicerina vegetal (opcional)
  • 1/4 taza de gel de aloe vera (sábila)
  • 25 gotas de aceite esencial antibacteriano

Instrucciones:

  1. Mezcla todos los ingredientes en un tazón
  2. Vierte en una botella de aerosol

Limpiador multiusos

Esta receta es ideal para usar en la mayoría de las superficies. Un disparo y una toallita, y tus superficies estarán limpias sin químicos desagradables ni olores artificiales.

Ingredientes:

  • 1 taza de agua destilada
  • 1 taza de vinagre blanco
  • Cáscara de 1 naranja
  • Cáscara de 1 limón
  • Opcional: 10 gotas de aceite esencial (clavo, canela, tomillo, orégano o árbol de té)

Instrucciones:

  1. Agrega el vinagre a un frasco con la cáscara de naranja y limón y déjalo reposar por 2-4 semanas
  2. Quítale las cáscaras y mézclalo con el agua en una botella de aerosol

Jabón para loza

Lo más fácil es diluir jabón de castilla en agua, en una proporción de 4:1. Pon la mezcla 4:1 en una botella con atomizador, en lugar de verterla cada vez. El uso de una botella de aerosol produce espuma y hace que necesites menos para hacer el trabajo. Opcionalmente, puedes agregar 5-10 gotas de aceite esencial, como los de limón, árbol de té, eucalipto o lavanda por cada 2 tazas de la mezcla (4 tazas de agua, 1 taza de jabón de castilla).

Pastillas para el lavavajillas

Los lavavajillas son un gran invento, pero los detergentes de las pastillas con frecuencia son altamente tóxicos. El residuo permanece en tu comida, y un plato caliente de comida puede recoger fácilmente este residuo, y luego llegar a tu boca cada día.

Usar un jabón para platos ecológico líquido en tu lavavajillas sólo hará que se llene de burbujas tu cocina. Sin embargo, existe una solución casera natural para esta máquina de lavar platos: es fabricar unas pastillas caseras no tóxicas.

Ingredientes:

  • 1 taza de bicarbonato de sodio
  • ¼ de sal
  • Dos cucharaditas de jabón para lavar platos natural (o jabón de castilla)
  • Dos cucharadas de vinagre (potencialmente una pequeña cantidad más, suficiente para humedecer la mezcla)
  • Una bandeja para cubitos de hielo

Instrucciones:

  1. En un tazón, mezcla la sal y el bicarbonato de sodio
  2. Agrega el detergente y el vinagre, y mezcla bien
  3. Quieres que la mezcla se sienta húmeda, pero no mojada. Si necesitas un poco más de líquido, agrega un poco más de vinagre. (Si la mezcla está líquida las pastillas no tendrán forma)
  4. Vierte una cucharada de la mezcla en cada hueco de la bandeja de cubitos de hielo y usa la parte posterior de la cuchara para aplastar bien la mezcla.
  5. Deja que la bandeja se seque por 1 o dos días en un lugar caliente de la casa y luego retira suavemente las pastillas de los moldes y guárdalas en un recipiente hermético
  6. Usa una pastilla por carga del lavavajillas (esta receta alcanza para producir 15 pastillas)

Detergente para lavar platos

Si no usas pastillas en el lavavajillas, puedes producir este polvo detergente.

Ingredientes:

  • 2 tazas de bórax
  • 2 tazas de soda
  • 1 taza de ácido cítrico
  • 1 taza de sal
  • Opcional: aceites esenciales (o el jugo de un limón)

Instrucciones:

  1. Combina todos los ingredientes en un recipiente hermético
  2. Usa una cucharada por carga de lavavajillas

Limpiador de microondas

Hay una manera fácil de limpiar el microondas sin necesidad de fregar. Mete una taza de agua con 2-3 cucharadas de jugo de limón fresco en el microondas y ponlo a calentar por 2 minutos. Deja la puerta del microondas cerrada por 3-4 minutos después de que termine, y luego simplemente usa un paño tibio para limpiar por dentro sin necesidad de restregar.

Jabón de lavandería

Si no puedes conseguir “soapberries” o prefieres un jabón o polvo de lavandería más tradicional, tienes algunas opciones caseras.

Ingredientes:

  • 1 barra de jabón de castilla natural
  • 2 tazas de bórax
  • 2 tazas de bicarbonato de sodio
  • Una jarra de 5 galones
  • Opcional: aceites esenciales (para darle aroma)

Instrucciones:

  1. Ralla la pastilla de jabón o pulverízala en un procesador de alimentos.
  2. Derrite el jabón en una cacerola con 5 tazas de agua
  3. Pon todos los ingredientes en la jarra de 5 galones y llénalo hasta arriba con agua muy caliente.
  4. Revuelve bien y luego deja reposar durante la noche
  5. Usa ½ taza de líquido por cada carga de ropa

Polvo de lavandería

Si te gusta más el polvo en lugar del jabón líquido, opta por esta receta

Ingredientes:

  • 1 barra de jabón de castilla natural
  • 1 taza de bórax
  • 1 taza de carbonato de sodio

Instrucciones:

  1. Ralla la barra de jabón o tírala en un procesador de alimentos hasta que esté finamente molida
  2. Mezcla los tres ingredientes y guárdalos en un recipiente hermético
  3. Usa dos cucharadas de detergente en polvo por cada carga de ropa

Suavizante para la ropa

Las toallitas para perfumar la ropa son altamente tóxicas y dañinas para el medio ambiente. En cambio, haz una bolsita con tus hierbas secas favoritas. Incluso puedes hacer algo tan simple como cortar un trozo de tela de una camiseta vieja, colocar un puñado de hierbas secas dentro (como lavanda o cidrón), cerrarla con un cordón y tirarla a la secadora con la ropa.

Limpiador para pisos

La limpieza de pisos que no son de madera se puede hacer con vinagre blanco al 30% (una taza de vinagre blanco por dos tazas de agua tibia). Opcionalmente, puedes agregar 5 gotas de algún aceites esencial, como árbol de té o limón.

Pasa el trapero y déjalo secar al aire.

Limpiador para piso de madera

Aunque puedes usar el limpiador de pisos anterior para la mayoría de los pisos de madera, algunos acabados no funcionan bien con agua. En ese caso, o simplemente para estar seguro, puedes mezclar ¾ tazas de vinagre blanco con ¼ de jabón de castilla, y opcionalmente unas gotas de aceites esenciales. Aplica esta mezcla con una botella de spray, para no usar demasiado. Luego pasa el trapero y deja que se seque al aire.

Quitamanchas para alfombras

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de sal
  • ½ taza de vinagre blanco
  • 2 cucharadas de bórax (si la mancha es oscura)

Instrucciones:

  1. Combina sal y vinagre y pon sobre la mancha; si la mancha es oscura, agrega bórax a la mezcla
  2. Coloca sobre la mancha, deja que se seque por completo y aspira la alfombra

Desodorante para alfombras

Las alfombras pueden absorber olores, especialmente cuando están cerca a la cocina. Esta receta sin químicos eliminará los olores desagradables.

Ingredientes:

  • 1 taza de bicarbonato de sodio
  • 15 gotas de aceite esencial (como lavanda o naranja)

Instrucciones:

  1. En un frasco, combina el bicarbonato de sodio y los aceites esenciales y agita bien
  2. Cuando sea necesario, espolvorea la mezcla sobre la alfombra y deja reposar durante 30-60 minutos antes de pasar la aspiradora

Limpiador de ducha / lavabo

Ingredientes:

  • 1 taza de vinagre blanco
  • 1 taza de agua destilada
  • Opcional: 5 gotas de aceite esencial de árbol de té o limón
  • Para superficies muy sucias: bicarbonato de sodio

Instrucciones:

  1. En una botella de aerosol, combina el vinagre y el agua (y opcionalmente el aceite esencial)
  2. Si la superficie está particularmente sucia, espolvorea bicarbonato de sodio. Deja reposar por 2 minutos antes de rociar con la solución de vinagre y agua y limpiar

Limpiador de baños

Ingredientes:

  • ¼ de taza de bicarbonato de sodio
  • ¼ taza de vinagre blanco
  • 10 gotas de aceite esencial (sugerimos árbol de té)

Instrucciones:

  1. Coloca los tres ingredientes en la taza del inodoro y espera 5 minutos
  2. Frota la taza con un lavador de inodoro y enjuaga

Limpiador de cañerías

Ingredientes:

  • ½ taza de bicarbonato de sodio
  • ½ taza de vinagre blanco
  • 1 galón de agua (del grifo está bien)

Instrucciones:

  1. Comienza hirviendo un galón de agua
  2. Mientras el agua hierve, vierte el bicarbonato de sodio por el desagüe, seguido del vinagre
  3. Deja que la mezcla burbujeante repose en el fregadero por 5 minutos antes de lavarla con un galón de agua hirviendo

Ventanas y espejos

Un buen consejo para limpiar espejos y ventanas sin dejar rayas es hacerlo cuando haga sol

Ingredientes:

  • ¼ taza de vinagre blanco
  • 1 taza de agua del grifo
  • Opcional: 5 gotas de aceite esencial (solo por el olor)

Instrucciones:

  1. Mezcla los ingredientes en una botella con atomizador y úsalos normalmente. Si los espejos están particularmente sucios, lava primero con agua y jabón.

Ambientador

Un ambientador es tan simple como una botella rociadora llena de agua y 5-10 gotas de aceite esencial. Un poco de aceite es muy útil, y asegúrate de agitar la botella antes de usar el spray (ya que el agua y el aceite no se mezclan).

Algunos de nuestros aromas favoritos son lavanda, aceite de naranja, sándalo o vetiver.

Hongos y moho

Deshacerse del moho puede ser una tarea difícil, y si es moho negro, debes abordarlo quizás con una empresa que sepa tratar con este problema. Pero para un moho o un olor de humedad más común, intenta combinar 1 taza de vinagre blanco en una botella de spray con aproximadamente 15-20 gotas de aceite de árbol de té. Rocía bien toda el área y luego enjuaga con agua tibia después (posiblemente necesites frotar con un paño).

Líquido para muebles de madera

Ingredientes:

  • ¼ taza de jugo de limón
  • ½ taza de oliva

Instrucciones:

  1. Mezcla el jugo de limón y el aceite de oliva en un tazón y luego, con un paño, aplica una pequeña cantidad a la madera con movimientos circulares.

Referencias

Brochot, Amandine, et al. “Efectos antibacterianos, antifúngicos y antivirales de tres mezclas de aceites esenciales”. MicrobiologyOpen, vol. 6, no. 4, 2017, doi: 10.1002 / mbo3.459.

Hace 10 años escribimos una versión de estas recetas y muchas personas las leyeron y algunas las aplicaron.  Este año estamos seguros que muchos más adoptarán esta sana práctica. Este artículo se basa en el más recientemente publicado por el Dr. Daniel Pompa.