2 minutos

Para la mayoría, los estiramientos son algo que se debe hacer en la mañana o antes y después de un entrenamiento; sin embargo, hacer estiramientos antes de acostarse también tiene varios beneficios.

Aquí resumimos algunos estiramientos nocturnos que pueden ayudarte a garantizar una buena noche de sueño.

Beneficios de estirarse antes de acostarse

Estirarse antes de acostarse puede ayudar a aliviar parte del estrés acumulado durante el día, al relajar los músculos y aliviar la tensión. (1)

El ejercicio de estiramiento reduce los niveles de las hormonas del estrés cortisol y adrenalina en tu cuerpo. También desencadena la liberación de endorfinas, que son sustancias químicas en tu cerebro que pueden mejorar tu estado de ánimo y actuar como analgésicos naturales. (2, 3)

Los estiramientos nocturnos ayuda a disminuir la frecuencia y la gravedad de los calambres en las piernas. (4)

10 minutos de estiramiento antes de acostarse ayudan a reducir los síntomas de la menopausia y la depresión en las mujeres. (5)

Prueba estos ejercicios de estiramiento en la noche

Movimiento # 1: Pose del niño (Balasana)

  1. Siéntate de rodillas con los dedos gordos de los pies tocándose entre sí y con las rodillas separadas al ancho de las caderas.
  2. Exhala e inclínate hacia adelante, apoyando el torso sobre los muslos y la frente en el suelo.
  3. Puedes mantener los brazos a los lados o estirarlos hacia el frente con las palmas en el piso para un estiramiento más activo.
  4. Inhala y exhala lentamente
  5. Puedes girar la cabeza suavemente de lado a lado para ayudar a liberar la tensión en la frente.

Movimiento # 2: curva hacia adelante de pie (Uttanasana)

  1. Párate con los pies separados al ancho de las caderas.
  2. Exhalando, dobla el torso hacia adelante y dobla desde las caderas.
  3. Puedes descansar las manos en el piso o agarrarte las espinillas.
  4. Inhala y exhala lentamente.
  5. Agita suavemente la cabeza de lado a lado para ayudar a relajar los músculos del cuello.
  6. Cuando estés listo para subir, gira la columna hacia arriba lentamente, para evitar marearte.

Movimiento # 3: Ángulo delimitador reclinado (Supta Baddha Konasana)

  1. Acuéstate y dobla las rodillas.
  2. Acerca los pies a las caderas y junta las plantas de los pies, dejando que las rodillas se relajen y se abran. Puedes colocar bloques o cojines debajo de las rodillas para sostener las caderas.
  3. Descansa los brazos en el suelo en un ángulo de 45 grados con respecto a tu cuerpo, manteniendo las palmas hacia arriba hacia el techo.

Movimiento # 4: Piernas hacia arriba en la postura de la pared (Viparita Karani)

  1. Alinea tu colchoneta contra un espacio vacío en una pared.
  2. Siéntate al lado de la pared, con un lado de tu cuerpo presionado contra ella.
  3. Acuéstate sobre la colchoneta y coloca ambas piernas en la pared.
  4. Mantén los brazos relajados a los costados.

Movimiento # 5: Pose de cadáver (Savasana)

  1. Acuéstate con los pies separados al ancho de las caderas, apuntándolos uno hacia el otro y dejándolos relajar.
  2. Suaviza tu espalda baja y relájala.
  3. Descansa los brazos a los lados, con las palmas hacia arriba.
  4. Asegúrate de que tus hombros no estén encorvados hacia las orejas.
  5. Concéntrate en cada parte de tu cuerpo y relájate conscientemente.