Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades han actualizado sus recomendaciones para combatir el COVID-19 y detener su propagación. En muchas partes se le exige a la población el uso permanente de tapabocas en lugares de afluencia masiva de personas, como supermercados, plazas, transporte público y bancos.

Sin embargo, es aún sigue siendo muy importante limitar las salidas al aire libre y mantener el lavado frecuente de manos. No es necesario que las personas usen tapabocas especiales (de grado médico), ya que son escasos y deben reservarse para los trabajadores de la salud. Los tapabocas desechables son costosos, no se pueden reusar ni lavar e incómodos: están pensados para tiempos cortos de uso y francamente, muchas personas se siente ahogadas con ellos. Más prácticos y seguros serían los de tela.  De dos capas de tela.

A continuación un método para fabricar en casa tus propios tapabocas, con:

  • Aguja e hilo
  • Tijeras
  • Alfileres o clips para sostener las telas en su lugar
  • Al menos 50 x 50 centímetros de tela de algodón 100
  • Puedes usar 4 cordones de zapatos planos y limpios o 2 elásticos planos (1/2 cm) de 20 cm de largo cada uno

Paso 1

Elige la mejor tela posible según dispongas. Los paños de cocina son mejores que las camisetas o las prendas de cama, según el Laboratorio de informática y medios de anestesia de Stanford. (1)

Dobla la tela por la mitad y recorta un rectángulo de 25 cm x 16 cm para crear dos capas de tamaño idéntico. Esta es la base del tapabocas.

Este es un boceto de cómo puedes cortar la tela:

Paso 2

Ahora corta 4 piezas delgadas del mismo material, de aproximadamente 45 cm de largo y 2 cm de ancho. Dobla cada pieza dos veces a lo largo, luego una vez más metiendo los bordes hacia el centro. Con el hilo y el aguja, cose una línea recta a lo largo del medio para evitar que se deshilache.

Paso 3

Toma una de las capas de tela rectangular y con un extremo, fija los 4 lazos de tela, uno por esquina. Asegúrate de que los lazos estén reunidos en el centro de la capa de tela antes de avanzar al siguiente paso.

También puedes sustituir la costura de lazos de tela por un elástico, pero ten en cuenta que el elástico no se puede blanquear (y, por lo tanto, no es tan fácil de limpiar) y que cualquier persona con alergia al látex no debe usarlo.

Paso 4

Toma la segunda capa de tela y alinéela con la primera. Los extremos (o los lados estampados) de la tela deben estar uno frente al otro, con los lazos de tela en el medio de las dos. Asegura el sándwich de tela con alfileres.

Paso 5

Desde el centro, cose una línea recta a través del tapabocas, aproximadamente 1/2 cm por encima del borde de la tela, hacia la esquina inferior izquierda. Retira cualquier alfiler a medida que pasas el hilo y la aguja.

Asegura muy bien los lazos de tela en las esquinas, entre sus dos capas de tela, mientras coses sobre sus extremos. Debes asegurarte de que la aguja atraviese las tres piezas: la capa superior, el extremo del lazo de tela y la capa inferior.

Agrega un par de puntadas hacia adelante y hacia atrás (en ambas direcciones) para asegurar.

Paso 6

Cose todo el perímetro de las capas de tela, repitiendo el movimiento hacia adelante y hacia atrás en cada esquina para asegurar en los extremos los lazos de tela. Continúa cosiendo hacia el punto de partida, pero detente para dejar un sólo espacio de 4 cm.

Paso 7

¡Ya estamos acabando!

Dale vuelta al tapabocas para sacar los lazos de los extremos y termina de coser.

Realiza tres pliegues escalonados a lo largo del tapabocas, como si doblaras un abanico de papel. Esto ayudará a que la máscara se adapte a tu cara.

Paso 8

Con los pliegues en su lugar sujetados con alfileres, comienza a coser alrededor del perímetro de la máscara, a 1/2 cm de distancia del borde de la costura. Esto se llama puntada superior.

Ten cuidado al coser sobre los pliegues ya que la tela puede ser bastante gruesa.

¡Ahora ya tienes tu tapabocas completo!

Tutorial en video:

Si te quedó alguna duda, consulta esta otra forma de hacer nuestros propios tapabocas en casa.

Como puedes ver, hay muchos diseños, estilos y formas de hacerlo. Si en tu localidad están agotados los tapabocas, estamos seguros que tu imaginación y recursividad, no.

Fuentes y créditos: The New York Times, Ilustración por Tracy Ma